Por qué Cada pequeña cosa que descubriste sobre Oraciones A La Medalla Milagrosa no es correcto y lo que debes tener en cuenta

Uncategorized 2020-08-18

oraciones a la medalla milagrosa

Sugiero firmemente nunca más regresar a pecar y apartarme de todas y cada una de las oportunidades de ofenderos; confesarme y cumplir la penitencia que me fuere impuesta. Les ofrezco mi vida, obras y trabajos en satisfacción de todos mis errores. Y así como les lo suplico, de este modo confío en que por vuestra sin limites amabilidad me tienes que entregar el perdón de mis culpas, y me tienes que llevar a la vida eterna. La mejor forma de pedir que se genere un milagro es orar y rezar pidiendo lo que requerimos.

oraciones a la medalla milagrosa

Lea mas sobre mantenimiento de flota aqui.

Oración A Santa Clara: Amor, Dinero Trabajo Y Más

Si te gustó la oración compártela en tus grupos preferidos, con tus conocidos cercanos o con algún persona que pueda necesitarla. Efectúa esta oración con mucha fe todos y cada uno de los días y deja en la caja de comentarios tus necesidades personales a fin de que oremos por ti. Mi corazón a tus plantas pongo bendita María, a fin de que a Jesús lo ofrezcas junto con el alma mía. En la hora de mi muerte, que la luz de tu Medalla Milagrosa, me guíe a la Gloria Eterna. Gracias Madre Mía, por tu coraza espiritual, que distancia de mí, al invisible espíritu del mal. Dichoso aquel que la lleva puesta como coraza en su cuerpo y en su alma, porque Tu protección estará con a la noche y de día. Bendita Medalla Milagrosa ten Piedad de y del mundo.

Lea mas sobre vaporetade-mano.com aqui.

oraciones a la medalla milagrosa

Reza con devoción, confía y cumple los mandamientos de Dios. El día de hoy dedicamos este espacio a pedir por todos y cada uno de los pequeños de todo el mundo. Al final por esos que están abandonados, enfermos, en drogas o actos insanos, por los pequeños que no tienen casa ni familia. A continuación, le presentamos La mejor oración a la Medalla Milagrosa para orar por los niños de todo el mundo. Los pequeños son la promesa de todo el mundo, así que el futuro del mundo está en manos de todos esos pequeños pequeños que hoy se preparan para enfrentar las vicisitudes que el destino nos depara.

  • Oh, consoladora de los afligidos, que ya te enterneciste por nuestras miserias, mira los males que nos oprimen.
  • Ampárame mi madre, con el escudo asegurador de tu medalla.
  • Que esta medalla sea para todos , prenda del amor que nos tienes, y nos recuerde nuestros deberes para contigo.

Que siempre que la llevemos nos bendiga tu amorosa protección y nos conserve en la gracia de tu Hijo. Oh Virgen vigorosa, consérvanos siempre y en todo momento a tu lado en todos y cada uno de los momentos de nuestra vida. Otorga a estos hijos, la gracia de una buena muerte, a fin de que en unión contigo tengamos la posibilidad disfrutar para siempre de la eterna felicidad.

En ti coloco mi confianza y mi promesa de salvación. Recíbeme como a tu siervo y cúbreme con tu mantón de protección, que eres la Madre de la misericordia. Y puesto que tienes tanto poder para con Dios, líbrame de las tentaciones, o al menos obtenme la felicidad de vencerlas. Te pido un auténtico amor a Jesús, y la gracia de una santa muerte. Oh Madre mía, por el amor que tienes a Dios, Nuestro Señor, te suplico que seas mi ayuda en todo tiempo, pero primordialmente en el último momento de mi vida. No me dejes, Mi madre, hasta que me mires salvo en el cielo, para bendecirte allí y cantar tus loas por toda la eternidad.

Lea mas sobre cuantocobran.net aqui.

Entró a la vida religiosa con la Hijas de la Caridad el 22 de enero de 1830 y tras tres meses de postulantado, 21 de abril, fue trasladada al noviciado de París, en la Rue du Bac, 140. la hora en la que hiciste brotar, a través de tu Medalla, aquel torrente de gracias y de prodigios que anegó la tierra. Y bien, oh María, henos aquí postrados enfrente de Ti, justamente en este día y hora bendita, por Ti escogida para la manifestación de tu Medalla. que tienes días y horas en los que te complaces en esparcir más abundantemente los tesoros de tus gracias. Animado por esta confianza, a Vos también acudo, ¡oh Madre, Virgen de las vírgenes! , y gimiendo bajo el peso de mis errores me atrevo a comparecer frente vuestra presencia soberana.

oraciones a la medalla milagrosa

Ten en cuenta que María, la madre de Jesús, está dispuesta a escucharte y a interceder por ti frente al Señor. Puedes acercarte a ella sin temor y rezarle para que te asista en tus dificultades. Únete a las diferentes comunidades de oración que Hozana tiene para ti. ¡Oh María, consuelo de cuantos os invocan!. Escuchad benigna la confiada oración que en mi necesidad elevo al trono de vuestra clemencia.

oraciones a la medalla milagrosa

Realiza un comentario