Lo que los tecnicos no están diciendo sobre Oracion Por Un Hijo Enfermo y cómo le afecta

Uncategorized 2020-06-26

Contenido

oracion por un hijo enfermo

Agradezco esta hermosa oración, mi señor Jesucristo en tus manos la salud de mi Hijo Lucas Maldonado. Además de la oración por un hijo Repite esta declaración y confesión de fe cuantas veces sea preciso en el día y la noche, hasta que se realice situación. Ilumina con tu sabiduría a los médicos que lo atienden y muéstrales el tratamiento conveniente. Yo sé que tú intervienes a través de para que mi hijo reciba su sanidad. Te pido que hagas marchar su organismo como lo diseñaste, que la vida abudantemente de Jesús fluya por su cuerpo y que los órganos que están deteriorados, sean restaurados y revividos. Vengo a tu presencia a suplicar que pongas tu mano de sanidad sobre él. Que toda raíz de enfermedad sea seca y arrancada con tu poder, Señor.

Lea mas sobre control de obras aqui.

¿como Podemos Sanar A Nuestro Hijo Enfermo?

El Señor sana a los afligidos y les venda las lesiones. Te alabo y te amo Jesús, reconozco que eres grande y salvador, con lo que sea para ti la gloria eternamente. Tomamos este momento para unirnos desde el sufrimiento y rogar que esta enfermedad esté dentro de tus opciones, para que de esta manera logres purificarle.

oracion por un hijo enfermo

Lea mas sobre oracionesasanmiguelarcangel.com aqui.

Oración Poderosa Por Un Hijo Enfermo

oracion por un hijo enfermo

Te lo pedimos, Jesús, por el poder de tus santas llagas, por tu santa cruz y por tu hermosa sangre. Tú eres el eterno presente y los conoces.

  • van hacer su procedimiento Segundo procedimiento para abrirle la arteria pulmonal izquierda y tengo fe y estoy super contento porque yo lo miro sano y mi Dios esta junto a el y va salir bien en su procediento y va recuperae que corazoncito se recupere y va ir progresando.
  • Me encomiendo a ti con total confianza y te encomiendo a mi hij@ amad@, por el hecho de que eres la medicina del mundo, eres el poder y la gloria, Tú eres nuestro redentor y salvador, Tú padeciste la cruz por pese a tu santidad y tu inocencia.

Dios no da ninguna cruz a sus hijos que no logren cargar, solo escucha la palabra sagrada a fin de que te dé consuelo. Reposa en profunda oración a Dios, cree y confía en que el milagro va a llegar. Dios nunca olvida a sus hijos ni los deja solos ante tanta dificultad. Declaro y confieso que mi hijo se ha sanado por las heridas de Cristo y que recibe esa sanidad por el sacrificio de la cruz. A ti, Madre de Jesús, que sabes lo que padece una madre, dame confianza y entereza, tanto como la tuviste, a fin de que yo logre ver crecer a mi hijo con el cariño y por la felicidad de Dios. Pese a la preocupación que me ocupa por el mal y el desconcierto, te digo que si esta enfermedad está dentro de lo que permites, acepto este instante de purificación y entrego a ti en ofrecimiento generoso de mi vida.

Lea mas sobre cuentos-infantiles.net aqui.

YE, oh Dios, te suplicamos, estas nuestras oraciones, que te vamos en pos de este tu siervo; y concédele el auxilio de tu misericordioso consuelo; a través de Jesucristo nuestro Señor. Acordábame de mis canciones de noche; meditaba con mi corazón y mi espíritu inquiría.

A fin de que tu Reino prosiga extendiéndose cada vez más en los corazones, a través de los signos y prodigios de tu amor. Todo esto te lo solicitamos Jesús, porque Tú eres Jesús, eres el Buen Pastor y todos somos ovejas de tu rebaño. Ten compasión de los que sufren en su cuerpo, de los que sufren en su corazón y de los que sufren en su alma que están orando y oyendo los testimonios de lo que Tú haces por tu Espíritu renovador en el mundo entero.

En el momento en que pedimos por las personas necesitadas, las oraciones de sanación llegan de manera directa a nuestro Padre, en tanto que Él es el escudo que siempre y en todo momento nos cuida. Si bien muchos de fuimos indiferentes con tu mal, Tú no lo eres con el nuestro Señor, sufres con nosotros y secas nuestras lágrimas con tu amor y bondad.

oracion por un hijo enfermo

Realiza un comentario