La simple verdad sobre Oraciones A La Medalla Milagrosa que nadie está haciéndote saber

Uncategorized 2020-08-18

Contenido

oraciones a la medalla milagrosa

Intercede ante tú Hijo, a fin de que me dé la fuerza que necesito para trabajar para la gloria de Dios y la salvación de todo el mundo. María Inmaculada, tú te nos has dado a ti misma como nuestra Señora de la Medalla Prodigiosa. Tú nos has pedido que oremos con confianza asegurando que de esta manera recibiremos enormes bendiciones. Entendemos de tu compasión, porque viste a tu Hijo sufrir y fallecer por nosotros. En tu unión con su sufrimiento, te hiciste la Madre de todos .

oraciones a la medalla milagrosa

Lea mas sobre software transportes aqui.

Lleve Tu Medalla

¿A quién podré recurrir mejor que a Vos, Virgen bendita, que sólo respiráis dignidad y clemencia, que dueña de todos y cada uno de los recursos de Dios, sólo pensáis en difundirlos en torno vuestro? Sed ya que mi amparo, mi promesa esta vez; y puesto que devotamente pende de mi cuello la Medalla Prodigiosa, prenda inestimable de tu amor, concededme, Madre Inmaculada, concededme la felicidad que con tanta insistencia os pido. Acuérdate, oh piadosísima Virgen María, que nunca se ha oído decir que uno solo de cuantos han acudido a tu protección y también implorado tu socorro, haya sido desamparado. Nosotros, pecadores, animados con tal confianza, acudimos a ti oh Madre, Virgen de las Vírgenes, a ti venimos, delante de ti nos mostramos gimiendo.

Oh, consoladora de los afligidos, que ya te enterneciste por nuestras miserias, mira los males que nos oprimen. Te lo solicitamos por tu Inmaculada Concepción, y por el cariño que te movió a ofrecernos tu hermosa Medalla. Las visualizaciones de la Virgen en 1830 a Santa Catalina Labouré en la rue du Bac, en el centro de París, dieron origen aldogma de la inmaculada concepción y al fomento de la Medalla Prodigiosa. En una medianoche iluminada con luz celeste como de Nochebuena -la del 18 de julio de se apareció por primera vez la Virgen Muy santa a Santa Catalina Labouré, Hija de la Caridad de San Vicente de Paúl. Creo y espero en tu Medalla, Madre mía del Cielo, y la amo con todo mi corazón, y tengo la plena seguridad de que no me voy a ver desatendido. Te consagramos nuestras fuerzas y disponibilidad para estar al servicio del designio de salvación actuado por tu Hijo.

Oración A La Medalla Milagrosa Para Los Pequeños De El Día De Hoy

oraciones a la medalla milagrosa

Lea mas sobre elcredocatolico.com aqui.

oraciones a la medalla milagrosa

De las piedras hermosas de los anillos salían los rayos, que se extendían hacia abajo; llenaban toda la parte baja. preciosas que relucían y vertían su luz en todas direcciones, circundándola ahora mismo de tal claridad, que no era posible verla.

Tendedle vuestra mano ¡oh Virgen Purísima! arrancadle del cautiverio del pecado, sacadle de las tinieblas en que yace y conducidle al reino de la luz, de la paz y de la divina felicidad. Muy santa Virgen, acompañas por los caminos de todo el mundo a los que expatrian en pos de trabajo y de pan.

¿Cuánto tiempo se tarda en rezar el Rosario?

¡Una hora! En una hora se podrían rezar 4 Rosarios! ¡Jesús y María deben ser el centro de nuestra vida y ocupar primer lugar!

Lea mas sobre descargarpseint.online aqui.

que te compadeciste del luto de un hogar deshecho y de corazones que en gemían sin consuelo; , Padre amantísimo, compadécete asimismo de nuestras lágrimas. Míralas, Señor, cómo sangre del alma dolorida, por la perdida de aquel que fue deudo queridísimo, amigo fiel, cristiano fervoroso. ¡Míralas, Señor, como tributo sentido que te ofrecemos por su alma, a fin de que la purifiques en tu sangre preciosísima y la lleves cuanto antes al cielo, si aún no te goza en él! ¡Míralas, Señor, a fin de que nos des fortaleza, paciencia, conformidad con tu divino estimar en esta tremenda prueba que tortura el alma! ¡Míralas, oh dulce, oh pidadosísimo Jesús! y por ellas concédenos que los que aquí en la tierra hemos vivido atados con los fortísimos nudos de cariño, y ahora lloramos la ausencia momentánea del ser querido, nos reunamos de nuevo junto a Ti en el Cielo, para vivir eternamente unidos en tu Corazón. Contemplemos hoy a María despidiendo rayos lumínicos de sus manos.

Aparece la Virgen Muy santa, vestida de blanco con mangas largas y túnica cerrada hasta el cuello. Cubría su cabeza un velo blanco que sin esconder su figura caía por ambos lados hasta los pies. En el momento en que quiso describir su rostro solo acertó a decir que era la Virgen María en su más grande hermosura. 2-una semana tras esta aparición reventaba la revolución. Los revoltosos ocupaban las calles de París, saqueos, homicidos, y finalmente era destronado Carlos X, sustituido por el “rey ciudadano” Luis Felipe I, gran maestro de la masonería.

oraciones a la medalla milagrosa

Realiza un comentario