El secreto de Las 15 Oraciones De Santa.brigida del Que Nadie está Discutiendo

Uncategorized 2018-12-11

Contenido

las 15 oraciones de santa.brigida

Por tu insaciable compasión y piedad, y recordándote de tu promesa al ladrón arrepentido, cuando le dijiste que aquel mismo día estaría contigo en el Paraíso, ¡Oh salud y alimento de nuestra alma! muéstranos esta misericordia en la hora de nuestra muerte. ¡Oh Padre Nuestro divino mártir de amor! ¡Oh, , médico celestial que sin ni siquiera expresar tu mal te dejaste subir en la Cruz para que tu Padre por tus lesiones dejara que las nuestras fuesen curadas! Recuerda cada una de esas conferidas lesiones y la enorme debilidad que sentiste de tus miembros, los cuales fueron distendidos a tal punto que jamás ha habido mal similar a que tu sufriste en ese momento.

las 15 oraciones de santa.brigida

Lea mas sobre compra venta automoviles aqui.

Décima Cuarta Oración

Y no viendoos en un estado suficientemente lamentable para satisfacer su escandalo, agrandaron Vuestras Llagas, añadiendo mal sobre mal. Con indescriptible crueldad, extendieron Tu Cuerpo en la Cruz. Y con jalones y estirones violentos, en toda direccion, dislocaron Vuestros Huesos. En memoria de todas estas penas y dolores que habeis soportado antes de Vuestra Pasion en la Cruz, concededme antes de fallecer, una contricion verídica, una confesion honesta y completa, adecuada satisfaccion; y la remision de mis errores. 18) Toda vez que un alma rezare estas oraciones, ganara 100 dias mas de indulgencia.

las 15 oraciones de santa.brigida

Lea mas sobre el-humidificador.com aqui.

Duodécima Oración

las 15 oraciones de santa.brigida

A los 18 años de su muerte, fue canonizada por el Sumo Pontífice. (Sufrió muy fuertes tentaciones de orgullo y sensualidad). ¡O Jesús, verídica y fecunda Vid! Acordaos de la abundante efusión de Sangre que tan ampliamente habéis vertido de Tu Sagrado Cuerpo. Vuestra hermosa Sangre fue vertida como el jugo de la uva bajo el lagar.

las 15 oraciones de santa.brigida

Brígida se dirigió a Montefiascone donde Urbano aprobó la fundación y la regla de Santa Brígida, que completó con la regla de San Agustín, 4 meses después de ello murió el Pontífice. En contestación a otra visión emprende otro viaje de peregrinación en el año 1371, en esta oportunidad la acompañan sus hijos Carlos, Bingerio y su hija Catalina, acompañándolos iban otra gente. Solamente empezando el viaje se presentó un problema su Carlos se enamoró de la reina Juana I. Brígida salió de peregrinación a Amalfi, allí tuvo una visión donde Dios le indicó la próxima y cercana muerte del Papa. Brígida fue a entregar la noticia y solicitar la necesaria aprobación de la regla del convento de Vadstena, la cual ya había entregado en varias chances para su aprobación, sin conseguir contestación.

Lea mas sobre ideasde-negocios.com aqui.

Entonces exhalaste, tu cuerpo se quebró, tu corazón fue traspasado y las entrañas de tu clemencia se abrieron para rescatarnos. Por esta angustia y por este dolor, te suplico, Señor JESÚS, que te apiades de mí, en el momento en que mi última hora suene y mi alma esté amargada y mi espíritu lleno de aflicción.

A la luz de Vuestra Divinidad, habéis atisbado la predistinación de aquellos que se salvarían, mediante los méritos de Vuestra Sagrada Pasión. Acordaos de todos y cada uno de los temores, las angustias y los dolores que habeis permitido, en Vuestro Sagrado Cuerpo, antes del suplicio de la crucifixion. Despues de haber orado tres ocasiones, todo ba~nado de sudor sanguinolento, fuisteis traicionado por Tu discipulo, Judas; apresado por los habitantes de una nacion que habiais elegido y enaltecido. Fuisteis acusado por falsos testigos y también injustamente juzgado por tres jueces; todo lo que sucedio en la flor de Vuestra madurez, y en la solemne estacion pascual. Sois la eterna dulzura de todos los que Les adoran; la alegria que sobrepasa todo gozo y deseo; la salvacion y promesa de todos los pecadores!!

las 15 oraciones de santa.brigida

Benignamente recibiré su alma y le conduciré a las Delicias Eternas. Y habiendo conducido a esta alma hasta las Mansiones Eternas, allí le voy a dar de beber del Manantial de mi Divinidad, cosa que no voy a hacer con los que no hayan recitado mis oraciones en el transcurso de un año. Por esta amarga Pasión y por la efusión de vuestra Preciosa Sangre ,les suplico ¡oh, muy, muy dulce Jesús! que recibáis mi alma cuando yo esté tolerando en la agonía de mi muerte. Por vuestra Hermosa Muerte, os suplico ¡oh, Rey de los Beatos! confortadme, socorredme para soportar al demonio, la carne y al planeta.

las 15 oraciones de santa.brigida

Realiza un comentario