Devociones católicas

Uncategorized 2020-04-23

Contenido

Letanías, Novenas

Catholic devotional prayer

Tiene la intención de dar una base firme en las antiguas tradiciones de oración de la Iglesia. Incluye oraciones extraídas de las escrituras, de la liturgia de la iglesia, de los santos y de antiguas tradiciones devocionales. Todas son oraciones tradicionales de la Iglesia. La mayoría de ellos se han rezado de alguna forma durante siglos.

Oraciones católicas

EN HONOR DE LOS DOLORES DE LA BENDITA VIRGEN MARÍA ¡Oh Virgen santísima y afligida! ¿A quién recurriré en mis necesidades y miserias sino a ti, oh Madre de misericordia, que habiendo bebido tan profundamente del cáliz de tu Hijo, puedes compadecerse de las aflicciones de los que aún suspiran en la tierra del exilio? Ofréceme a mi Salvador una gota de la Sangre que brotó de Sus sagradas venas, una de las lágrimas que brotaron de Sus divinos ojos, uno de los suspiros que desgarraron Su adorable Corazón.

Catholic devotional prayer

Hoy la devoción consta de catorce “estaciones”, representadas por pinturas, esculturas o placas que representan los eventos de la Pasión de Cristo. Los participantes, o un representante de la comunidad, pasan de una Estación a la siguiente, recitando oraciones y meditando sobre los eventos salvadores de la pasión y muerte de Jesús. En Roma, la tradición de rezar públicamente las Estaciones de la Cruz en el Coliseo el Viernes Santo se remonta al horarios de misas en usa Año Santo de 1750; La costumbre fue revivida por el Papa Pablo VI en 1964 y ha sido continuada por sus sucesores. El “Caminito” es una espiritualidad basada en el ejemplo de Santa Teresa de Lisieux, una monja francesa del siglo XIX (también llamada “La Florita” o “Teresa del Niño Jesús”) que se convirtió en una de las santas más populares de tiempos modernos. Teresa fue canonizada como santa en 1925 y declarada Doctora de la Iglesia en 1997.

Catholic devotional prayer

Tomados en conjunto, revelan el misterio pascual: el sufrimiento, la muerte y la resurrección de Cristo, y su presencia continua entre nosotros. La devoción a los santos, con la Virgen María como el ejemplo más destacado, es una característica clave del catolicismo romano. o imágenes cristológicas e incluso prácticas hortícolas como el mantenimiento de un jardín de María.

  • La oración devocional nos permite desarrollar nuestra relación personal con el Señor de la manera que mejor se adapte a cada uno de nosotros.
  • Por eso el tipo de oración devocional que uno elige es más subjetivo; incluso la forma de rezar la misma oración puede variar de una persona a otra.
  • Habiendo establecido una relación con el Señor en nuestra vida de oración devocional, lo llevamos a la oración litúrgica, donde se une con los demás en la Iglesia y se incorpora al Misterio Pascual.
  • La oración litúrgica y la oración devocional están destinadas a trabajar juntas para elevar nuestras mentes y corazones a Dios.
  • En el seminario universitario, nuestros estudiantes vienen con varias prácticas devocionales que han aprendido en sus parroquias y en su vida familiar.

La Sociedad de la Pequeña Flor promueve la devoción a Santa Teresa. Como parte de la renovación litúrgica que siguió al Concilio Vaticano II, la Iglesia hizo un esfuerzo deliberado por recuperar una comprensión adecuada de las devociones populares.

La Congregación para el Culto Divino del Vaticano advirtió que las devociones populares no pueden convertirse en sustitutos de la Liturgia de la Eucaristía ni incorporarse a las celebraciones litúrgicas. Enfatizó que la liturgia tiene una preeminencia sobre cualquier otra forma legítima de oración cristiana, sin importar cuán digna o extendida sea. Este popular libro de oraciones, ahora revisado y mejorado, ofrece amadas oraciones, meditaciones y aliento para los que están en el hospital. Se incluyen oraciones por las mujeres embarazadas, extractos de las Escrituras y forma de los santos, los ritos para recibir la comunión cuando están enfermos y la unción de los enfermos, así como la oración nocturna y una guía útil para la confesión. Nuestra maravillosa fe católica, con sus 2000 años de historia y su rica herencia, señala muchas oportunidades para ayudarnos a aumentar la fe y la santidad, incluidas prácticas específicas que pueden ayudarnos a diario.

Oh refugio del universo y esperanza del mundo entero, no rechaces mi humilde plegaria, pero obtén graciosamente la concesión de mi petición. Esta devoción (también llamada “Estaciones de la Cruz”) es una práctica común que se realiza durante la temporada de Cuaresma. Se originó entre los primeros cristianos que encontraron valor espiritual en volver a trazar el camino de Jesús a lo largo de la vía dolorosa (“camino del dolor”) desde la corte de Pilato hasta el lugar de la crucifixión en el Calvario. Cuando la participación en esta devoción se volvió poco práctica para la persona promedio, los cristianos comenzaron a construir el Vía Crucis dentro o fuera de las iglesias parroquiales, capillas y santuarios locales. La Iglesia Católica estandarizó la forma tradicional de las Estaciones en el siglo XVIII.

Realiza un comentario